Si eres una empresa que organiza eventos ya habrás comprobado que la mejor manera de obtener imágenes o recuerdos es a través de la fotografía. Si en la empresa no disponéis de un equipo interno y queréis que quede constancia de aquella jornada especial, es conveniente contar con un fotógrafo profesional.

Preparar la cobertura del evento

Para garantizar que el resultado final del reportaje fotográfico es el deseado, es interesante hacer una reunión previa con el fotógrafo para explicarle algunos aspectos importantes. Te ofrecemos una lista de los temas que conviene tratar:

  • Espacio donde se realizará: Es interesante que el fotógrafo pueda conocer los detalles a tener en cuenta sobre el espacio disponible y planificar la jornada de acuerdo con el entorno. También necesitará el máximo de indicaciones, por ejemplo, sobre los horarios del evento de empresa: es importante considerar si se celebra de día o por la noche, para poder hacer previsiones alrededor de la luz disponible.
  • Planificación de las fotografías a obtener: Debe quedar muy claro cuáles son las fotografías del evento que la empresa desea obtener. Sobre todo cuando se trata de un encuentro con momentos estrella, como puede ser una gala de entrega de premios, demostraciones, una conferencia o ponencia, un show, un espectáculo, etc. Hay que listar estas fotografías. Este método nos permitirá tener en cuenta previamente cuál será el lugar más idóneo desde el cual tomar las fotografías «previsibles». Pongámoslo fácil, pues. Una buena planificación siempre nos ayuda a obtener unos resultados excelentes. Evidentemente, también es imprescindible tener una buena lista de las personas a quienes tenemos que hacer una foto con plano detalle o plano general. En caso de que la lista de personalidades sea muy extensa, es interesante proveer al fotógrafo de un listado que incluya la fotografía previa de la persona, así como su nombre y cargo. De este modo evitaremos cualquier error y no nos olvidaremos de nadie.
  • Los secretos y los detalles: Siempre hay detalles que hay que tener en cuenta y muchas veces se trata de cosas inauditas: ¿Un invitado especial a quien no le gusta que le retraten el perfil izquierdo?, ¿Un jarrón japonés de gran valor que queremos que aparezca?, ¿El detalle del traje que tanto nos ha costado diseñar? Se trata de elementos clave fundamentales, que ayudarán a dar un plus a la sesión, porque será mucho más personalizada. Tenerlos en cuenta hará que saquemos el mejor partido de la sesión fotográfica y que se convierta en el mejor testigo. Una demostración de que lo mejor que podemos hacer cuando queremos organizar un evento de empresa es contratar un fotógrafo profesional.

Si queréis incorporar el servicio de fotografía de un evento de empresa, os podemos ayudar. Pedidnos presupuesto aquí y será un placer preparar la sesión con vosotros.