Estás pensando en organizar un evento, familiar o para la empresa, y tienes claro que utilizar un servicio fotográfico profesional dará un valor añadido a tu celebración. Pero, ¿cómo saber cuál se adapta más a lo que necesitas entre la diversidad de opciones que ofrece el mercado? ¿Qué diferencia hay entre uno y otro? Te damos las claves para que puedas decidir cuál es el más adecuado sin equivocarte.

Photocall con impresión: Un toque de color para romper la seriedad

Hay actos que de por sí tienen un tono más serio como puede ser una boda, una convención, la presentación de un producto… Son acontecimientos que requieren un aire más solemne. Pero también debe haber espacio para la diversión e incorporar un servicio fotográfico como el Photocall puede aportar un punto de distensión que los asistentes disfrutarán seguro. Los invitados tienen a su disposición complementos de atrezo muy vistosos y fáciles de poner, así como un fondo de calidad que da uniformidad a todas las fotos, lo que mejora la percepción de calidad. Un fotógrafo profesional se encarga de hacer las fotografías, con un buen equipo y una iluminación de estudio, por lo que el resultado final son fotografías de gran calidad, que los asistentes pueden llevarse impresas al momento.

Cuando el fotomatón añade diversión a la diversión

Para celebraciones más informales como puede ser un cumpleaños, una celebración familiar o una cena de empresa, el fotomatón es la mejor opción. Los invitados se pueden tomar las fotos ellos mismos, sin necesitar un fotógrafo, lo que aporta más espontaneidad. Al igual que en el caso del Photocall, los asistentes tienen a su disposición diferentes elementos de atrezo para disfrazarse de forma rápida. Aunque en este servicio no sea necesario un fotógrafo profesional, las fotos tienen una gran calidad y se imprimen de forma inmediata. Además, existe la posibilidad de compartirlas al momento en las redes sociales, lo que garantiza interacciones en las redes.

Flipbook, el regalo de empresa más original

Si lo que estás organizando es un evento de empresa donde te interesa que tu marca tenga presencia, el flipbook es la opción más innovadora que encontrarás. Los invitados, adornados con atrezo, graban un vídeo de 7 segundos en un set. De este vídeo se extraen 60 imágenes que se imprimen en un librito, de tal manera que al girar las páginas con el dedo las fotos se ponen en movimiento. El libro se entrega al momento y se puede incluir publicidad de la marca, en la portada o en las páginas interiores. De esta manera la imagen de nuestra empresa entra en los hogares de todos los asistentes. Aparte de ser una buena opción para las empresas, el flipbook también puede ser un divertido recuerdo fotográfico para asociaciones, entidades o escuelas.

Fotos de calidad para un evento de calidad

Si lo que buscas no va tan encaminado a ofrecer un espacio de ocio a los asistentes sino que quieres obtener un buen reportaje fotográfico del evento, necesitas contratar un servicio de fotografía profesional de eventos. En este caso tendrás a tu disposición un fotógrafo profesional que se encargará de captar todos los momentos clave de la celebración, sin interferir en el desarrollo del acto. Con un equipo y una iluminación profesional dispondrás imágenes y vídeos de una gran calidad que puedes utilizar como imágenes corporativas para difundir a través de las redes sociales y para obtener un archivo fotográfico interno de gran valor.

Otra opción es imprimir las fotografías de grupo, ofreciendo así un recuerdo de la convención o evento a los participantes. Podemos imprimirlas en los formatos 10×15 cm, 15×20 cm o 20×30 cm.

Estos son los principales servicios fotográficos que podemos contratar para dar un toque diferente a nuestra celebración. Si tienes dudas sobre qué servicio es más adecuado para el evento que estás preparando desde Photocall.cat te podemos ayudar. Contacta con nosotros y te daremos toda la información que necesites.